‘Unbreakable Kimmy Schmidt’: Females are strong as hell!

Video

unbreakable-kimmy-schmidt

| DR. JABBERWOCKY |

Necesitamos reír. Necesitamos reír porque las cosas no suelen estar bien cuando uno quiere. Quien diga que es totalmente feliz no sabe qué dice o es un mediocre, pues la vida no es ni remotamente rosa tal como Louis C.K. nos ha insistido con su procaz estilo.

A ver, aun así hay motivos para alegrarse por esos placeres que de pronto se presentan, como burlarse del mal ajeno, pues al final del día, una buena carcajada habrá de sacudirnos si aprovechamos esas oportunidades para celebrar el infortunio de otros y Unbreakable Kimmy Schmidt, la última comedia lanzada en Netflix, da fe de ello.

tumblr_nil6cy8ZOr1rkd6kfo1_1280

La historia de Kimmy cuenta con el ADN de Tina Fey, quien desde Saturday Night Live se ha destacado por ser una de las mujeres más atrevidas del medio, sólo igualada por su compinche, Amy Poehler. Entre el Weekend Update de SNL y la hilarante 30 Rock hay varios años de diferencia y Unbreakable resume su carrera al reunir el talento de Fey con el de Robert Carlock, un camarada de esos que son ávidos con la pluma, no por nada su carrera ha ido de hit en hit, de Friends a 30 Rock.

No, no es cualquier sitcom y sí, el humor es brutal. Para empezar la idea nació en los pasillos de NBC, pero como los ejecutivos tienen fama de retardados, decidieron pasar con el proyecto y fue allí cuando nuestro amado Netflix lo acogió y lo hizo famoso sin los grilletes y censuras impuestas por la tele abierta.

anigif_enhanced-10265-1425921769-15

Lo que le falta en elegancia, lo compensa en ingenio, aunque no está de más decir que los guiños a Mi novio atómico (1999) son inevitables. Ellie Kemper (The Office) interpreta a una niñata recién salida de un bunker donde vivió 15 años secuestrada, junto a cuatro mujeres, por el líder de un culto apocalíptico, un tal Reverendo Richard Wayne Gary Wayne.

Las “Mujeres Topo” de Durnsville, Indiana, son rescatadas muy tarde, pero retomar sus vidas no resulta sencillo y es allí donde la cosa se pone extraordinaria para Kimmy Schmidt cuando decide comenzar de cero en Manhattan, claro, ¿por qué no? Tras ser entrevistadas en The Today Show y salir con bolsas de regalos mientras miembros del staff agradecen al unísono “Thank you, victims, thank you”, Kimmy decide dejar atrás su oscuro pasado y darse una nueva oportunidad.

tumblr_nlqcpdKIwa1rs8e09o1_500

Unbreakable Kimmy Schmidt carece de la sofisticación narrativa de, por ejemplo, Louie, y tampoco posee el grado de exageración surreal de su coetánea, Man Seeking Woman, otro ejemplo de comedia bien lograda. Si el tono es colorido y animoso como cualquier aventura de los Muppets, también cuenta con siniestros subtextos de humor cáustico reminiscentes de Arrested Development, e incluso, por momentos se atreve a ir más lejos que las primeras temporadas de ésta, las referencias a las ocurrencias del clan Bluth son casi obligatorias.

La tragedia se halla presente en forma sonrisas y optimismo, sin duda inspirada en las historias de tantas mujeres secuestradas y abusadas en la clandestinidad de algún sótano oscuro. Con todo y ello la serie evita burlarse de dichas situaciones, como Emily Nussbaum del New Yorker hizo notar, por el contrario, las asimila y expresa, desde su núcleo más profundo, pues la tragedia y la comedia provienen de la misma cloaca. Tras la fachada enérgica y los alegres tumbos desbordantes de ingenuidad, Kimmy vive el trauma de su abducción y vive las consecuencias con hilaridad.

1425912696-9n65uk16bmubk

Muchos espectadores miopes no han logrado entender el rol de los estereotipos raciales en esta serie, como en muchos otros casos.

El humor parte de una parodia de cómo dichos estereotipos son apreciados por la sociedad y su doble moral. Así, en su camino Kimmy consigue un roomie, Titus Andromedon (Tituss Burgess), una jefa, Jacqueline Voorhees (Jane Krakowski) y un pretendiente, Dong Nguyen (Ki Hong Lee). Mientras Titus es un homosexual afroamericano que ama cantar, actuar en Broadway y tantas joterías más; Jacqueline es una esposa trofeo ricachona que reniega de su origen nativo-americano a la par de personificar quizá los peores vicios de la clase alta; y Dong es un inmigrante vietnamita que recuerda a Annyong de Arrested Development, quien además de ser bueno para las matemáticas no habla bien el inglés y trabaja como repartidor. 

kimmy-schmidt-18-hate-crime-form

En un mundo donde incluso las publicaciones de entretenimiento como Deadline se preguntan si ha habido “demasiados” papeles para minorías étnicas y raciales en pantalla durante el último año, la comedia de Fey y Carlock surge como una cachetada a la doble moral norteamericana, no sólo por la diversidad de su elenco, sino por poner a una mujer blanca como la optimista heroína de una historia no tan feliz en la cual también se burlan de los blancos de manera implacable.

A diferencia de otro hit como Jane the Virgin, la cual ha subvertido dichos estereotipos, Unbreakable ha optado por darle un giro y parodiar la realidad misma sin tapujos, aunque le falte un poco de rudeza al hacerlo, ya habrá de pulirse en su siguiente temporada.

tumblr_nky1zpXOM01qc8jh0o1_400

Incluso el tema de entrada hace alusión a dicha idea: “They alive, dammit. It’s a miracle. But females are strong as hell!”. La emoción es incontenible cuando la letra celebra de facto a las mujeres, quienes aguantan a lo largo de sus vidas una cantidad de eventos que un hombre no sufre, de los dolores menstruales, al parto, pasando por los ataques físicos y verbales en nombre de la misoginia y el sexismo.

Unbreakable no es perfecta ni completamente innovadora, el final de temporada se sintió anticlimático y encima de todo, la serie está en deuda con otras tantas como la ya mencionada Arrested Development, The Nanny, Friends (sin la legendaria “Smelly Cat” no existiría la genial “Pinot Noir”) y con otra joya de la NBC, Will & Grace, sería tonto no ver en Jack y Karen el molde esencial para crear a Titus o a Jacqueline. Pese a todo, brilla con luz propia durante trece formidables episodios que van mejorando al sucederse y ello es gracias a Kemper y compañía, incluidos los cameos de Jon Hamm y Kiernan Shiepka de Mad Men.

tumblr_nlr8e5XzBY1sf4ytyo2_r1_500

Kimmy Schmidt ambiciona vivir el momento, experimentar aquellos eventos que se perdió durante quince años y al hacerlo, soltar una ola de referencias al pasado que causan más de una risa. Aun cuando su animo se ve medianamente fraguado por los constantes madrazos que la vida le mete, Kimmy “La inquebrantable” le hace frente, el show sigue la “filosofía” (mas no el tono) de la difunta Joan Rivers y vuelve lo insoportable algo gracioso, chispeante y ágil con punch lines escritas de forma soberbia.

En un espectro donde los casos reales están reservados para los dramas más serios, Unbreakable Kimmy Schmidt es un día primaveral en un mes donde las tormentas eléctricas y las inundaciones abundan, ello sólo nos puede dejar ansiando más: It’s a miracle… dammit!


anigif_enhanced-15265-1425919697-7anigif_enhanced-1685-1425919718-10