Adiós a Fleming, adiós “Duquesa”: ‘Archer’ Temporada 6

Video
Archerseason6
| DR. JABBERWOCKY |

“Ciertamente bien parecido… más al estilo de Hoagy Carmichael. Ese cabello negro cayéndole por encima de la ceja derecha. Con casi los mismos huesos. Pero había algo un tanto cruel en su boca, y los ojos, eran fríos.” 

tumblr_ni0rr88NNJ1qbysf3o1_500

La elocuente descripción que la Oficial Gala Brand hace de James Bond en la novela Moonraker es un fiel testimonio de los atributos más emblemáticos del espía británico creado por Ian Fleming, moldeado según su idiosincrasia, muy de alcurnia, muy burgués. El 007 simboliza una letal apoteosis, cena mujeres marinadas en martini agitado, nunca mezclado; duerme con una Beretta automática bajo la almohada y desayuna muerte acompañada de omelette.

James Bond representa a un apuesto dios ejecutor cuya mirada asesina sin piedad, tal como Fleming lo imaginó, galante, como su hermano Peter, a quien idolatraba o como Conrad O’Brien-ffrench, oficial de MI6, espía y esquiador profesional, el cual sirvió de inspiración tras un breve encuentro con el escritor en Kitzbühel, Austria.

tumblr_njqstq4PH71s0amwgo2_500tumblr_njqstq4PH71s0amwgo3_500tumblr_njqstq4PH71s0amwgo4_500

Después de James Bond ha habido “ene” cantidad de espías, imitadores, simulaciones y pastiches.

Hoy el cine, la literatura y la televisión son socorridos por el mito del Agente 007 y así concurren los tiempos del agente secreto menos refinado y más ramplón, de los mercenarios y los pasquines ideológicos cuyas tretas se basan menos en el sigilo y más en la fuerza bruta, de acrobacias chapuceras propias de payasos que intentan tomarse en serio un papel que ni les va ni les viene, sí, lo digo por ustedes Jack Bauer y Frank Martin.

Y pese a lo populachero que se ha vuelto este club antes exclusivo para tahúres rusos, fantásticos magnates megalómanos y glamorosas operaciones encubiertas, siempre ha habido cierta pertinencia para el humor soez en este tipo de narraciones, sea como sátira de la estirada y fría elegancia encarnada por Sean Connery o de la mofa a los hitos que tanto le han dado de comer a la industria cultural hollywoodense, especialmente cuando la risa ha encarado a los horrores post “Septiembre 11” con dejos de gusto kitsch y decadencia pura, pues sólo el horror de la incontenible risa es capaz de anular al horror de la perplejidad ante tal tragedia.

Así, durante seis temporadas Archer ha pasado de ser una pantomima burlesca de James Bond a una comedia ingeniosa, lasciva, autoextensiva y metareferencial más allá del cansado paradigma del espionaje. Sterling Malory Archer, nombre en clave: “Duquesa”, no sólo posee la cruel boca (por Dios, alguien deténgalo de decir alguna estupidez) o la helada mirada de Bond, también exacerba sus subtextos, del narcisismo y el abuso de los lujos, a la hipersexualidad o la misoginia, ello adornado de racismo, ineptitud y obscenidad que lo hacen uno de los personajes más políticamente incorrectos de la ficción televisual.

tumblr_nkvmv0tCke1qbysf3o2_250

tumblr_nkvmv0tCke1qbysf3o1_250tumblr_nkvmv0tCke1qbysf3o4_250

 

tumblr_nkvmv0tCke1qbysf3o3_250La serie animada creada por Adam Reed ha tenido sus altas y bajas, desde luego, pero pocos programas del mismo corte pueden colgarse las medallas de este y muchos harían bien en codiciarle lo intrépido, pues el espectador, por más fanático que sea, no siempre es tan indulgente.

Claro, sin The Simpsons, South Park o Family Guy no habría Archer, especialmente si los consideramos como los shows progenitores de Adult Swim, bloque animado de Cartoon Network donde Reed comenzó su carrera, mas innegable es que el show al cual H. Jon Benjamin da voz e iconicidad ha superado con creces cualquier intento de innovación por parte de alguna de estas series durante al menos una década.

 ¿The Danger Zone?

Archer se sitúa en un momentum televisivo en el cual héroes, antihéroes y personalidades fallidas han convergido, una época definida por The Sopranos como punto de inicio y Mad Men acomodado en la conclusión (no es coincidencia que Archer se parezca a Don Draper); a símil de esta última, la animación ha logrado desplazar su paródico tono ajusticiado por viles e incompetentes personajes -pese a la gracia que causan sus aventuras y personalidad-, al terreno de la más única de las estupideces humanas, la del error por incompetencia.

2-80-Group-Exhaustiontumblr_nlw1pcAlIx1qbysf3o2_250tumblr_nlw1pcAlIx1qbysf3o3_500

Después del arriesgado movimiento que supuso Archer: Vice el año pasado, la sexta entrega de la serie nos devolvió al equipo de ineptos a territorio conocido. Mientras la parodia de Miami: Vice desvió la historia del entonces ex-agente Sterling Archer y compañía hacia las filas del narcotráfico tras volar en pedazos las oficinas centrales de ISIS (International Secret Intelligence Service), la temporada seis ha regresado al show a su origen, a la labor que mejor saben -o pensándolo bien, no saben- hacer sus personajes.

Este año ha significado más un derroche de nostalgia, un guiño a las mejores misiones que Archer tuvo durante sus primeros cuatro años al aire, cuando se daba esa transición entre un “wannabe” James Bond y el único y desagradable Sterling Archer.

Claro, las referencias políticas han vuelto junto a todas las alusiones a películas y series de televisión ochenteras o aquellos guiños a gadgets y eventos actuales. Técnicamente el show está mejor que nunca, la calidad de la animación continúa siendo sublime mientras da movimiento a todo el diseño inspirado en la franquicia de Grand Theft Auto.

tumblr_nksxtfmOz81qbysf3o1_500

La bebé de Lana y Archer impulsó la trama hacia la expectación y Reed probó combinando ese cambio con clásicas persecuciones en los Alpes y misiones en Buenos Aires. Las apariciones de algunos favoritos es de aplaudirse, como Katya Kazanova, la ex esposa cyborg de Sterling con vagina desmontable; o del one-hit wonder, Conway Stern, de la primera temporada; y claro, la aparición de Barry nos dio el episodio más brillante de la temporada, “Edie’s Wedding”, un ingenioso y divertido crossover entre Terminator y la serie de FX, Fargo, el cual contó con la aparición de Allison Tolman, protagonista de ésta última, como la hermana envidiosa de Pam.

tumblr_nj3p7ba8Ob1s6mkt7o9_r1_250tumblr_njh1cbiQnH1qbysf3o10_250tumblr_nj0be7A0FX1qbysf3o2_500

La vuelta a lo básico ha sido gratificante, Reed por fin ha entendido a sus personajes a pesar de forzarlos a regresar a una trama por demás conocida aunque desgastada, y sí, mucho de ese humor característico se sintió en deterioro conforme la temporada avanzó suavemente hacia su siguiente ciclo.

Archer sigue siendo un pendejazo, pero el final del estira y afloja entre Lana y él significó una bocanada de aire fresco, pues lo vimos ser “mejor” persona… bueno, sólo un poquito; el rol de Malory se vio reducido al de niñera, y aunque estuvo ausente las más de las veces, verla tildar a la bebé de gorda hizo alusión una vez más a Lucille Bluth de Arrested Development, como era de esperarse; y el hecho de que Pam y Archer se asumieran como mejores amigos nos hace coincidir sobre el continuo arrojo de Reed al hacer crecer a sus personajes.

Por supuesto, no todo funcionó. Cyril continuó siendo un elemento más del mobiliario de oficina; las mutilaciones de Ray se han vuelto decadentes; la ausencia de Woodhouse causó varias confusiones; y la actitud de Krieger estuvo bastante forzada, haciendo que los momentos más hilarantes continuaran siendo los de Cheryl/Carol y su psicopatía.

tumblr_nj09kxKATY1qbysf3o5_250tumblr_nj09kxKATY1qbysf3o6_250

tumblr_nj09kxKATY1qbysf3o7_500

tumblr_njfm6oGiCN1qbysf3o5_250 tumblr_njfm6oGiCN1qbysf3o6_250

¿Ha llegado Archer a su propia zona de peligro?Obvio no, Reed se ha dado cuenta que el espionaje como tema ya no cuadra con lo hecho durante los últimos años. La serie surgió en su inicio como una representación hiperbólica de lo peor de James Bond, pero al crecer los personajes, al develar las brillantes referencias anacronísticas a las cuales se ha hecho alusión capítulo a capítulo y al convertir a Archer en un tipo capaz de pensar en alguien más que en sí mismo, ha expandido el potencial de la historia a horizontes nuevos.

Así, el final de temporada en dos partes, “Drastic Voyage”, nos llevó al que quizá sea el último viaje de estos ineptos a la fantasía del espionaje cuando la CIA los contrata para salvar a una de las mentes más brillantes del planeta de un tumor incrustado en el cerebro y lo que comenzó como una aventura en miniatura por los confines del cuerpo humano, concluyó en un impactante, aunque no tan inesperado fracaso para el equipo de inútiles.

Rememorando el viaje al espacio o aquel al fondo del mar, Archer terminó saudade su sexto año, con un epílogo para una historia que ha terminado un ciclo y comenzará otro en un formato aún menos convencional, quizá como Magnum P.I., o como CSI, no se sabe, mas de facto se entiende que la serie no volverá al tema del espionaje de la misma forma, pues tanto Reed como los personajes doblados por Aisha Tyler, Amber Nash, Judy Greer, Chris Parnell, Jessica Walter y Lucky Yates han aceptado el agotamiento de los chistes en ese ámbito.

archer-happy-ending

Algo hemos de aceptar, esta temporada ha funcionado mejor que Vice, se ha logrado mantener como un año sólido y cómodo aunque repetitivo.

La aparición de los padres de Lana, la “remodelación” de las oficinas originales ya sin el acrónimo distintivo (gracias al Estado Islámico le dijimos adiós a ISIS por obvias razones), la continua participación de Christian Slater, aquél encerrón en el ascensor y la genial aparición de Matthew Rhys, espía de The Americans (otra de FX), significaron tan solo algunos de los momentos más memorables de toda la serie en su totalidad.

47b2df9a93c146eac6f4d9d882182b6d

No queda duda de que Archer fue en sus inicios una bufonada de aquella deidad letal de boca cruel y mirada fría, pero ha llegado el momento de regresarle todos los méritos a Bond porque la serie no necesita más de él. Muy lejos del 007, Reed y H. Jon Benjamin se han despedido de Ian Fleming con un equipo de desempleados, una bebé que pronto necesitará liposucción, un cyborg abiertamente gay muriendo de septicemia en una carretilla a la mitad del desierto y una irónica sensación de inmortalidad, sólo resta que “Duquesa” cuelgue sus amados cuellos de tortuga tácticos, pues todo apunta a que sus días de espía han llegado a su fin.

 

 

 

 

 

Advertisements

‘Unbreakable Kimmy Schmidt’: Females are strong as hell!

Video

unbreakable-kimmy-schmidt

| DR. JABBERWOCKY |

Necesitamos reír. Necesitamos reír porque las cosas no suelen estar bien cuando uno quiere. Quien diga que es totalmente feliz no sabe qué dice o es un mediocre, pues la vida no es ni remotamente rosa tal como Louis C.K. nos ha insistido con su procaz estilo.

A ver, aun así hay motivos para alegrarse por esos placeres que de pronto se presentan, como burlarse del mal ajeno, pues al final del día, una buena carcajada habrá de sacudirnos si aprovechamos esas oportunidades para celebrar el infortunio de otros y Unbreakable Kimmy Schmidt, la última comedia lanzada en Netflix, da fe de ello.

tumblr_nil6cy8ZOr1rkd6kfo1_1280

La historia de Kimmy cuenta con el ADN de Tina Fey, quien desde Saturday Night Live se ha destacado por ser una de las mujeres más atrevidas del medio, sólo igualada por su compinche, Amy Poehler. Entre el Weekend Update de SNL y la hilarante 30 Rock hay varios años de diferencia y Unbreakable resume su carrera al reunir el talento de Fey con el de Robert Carlock, un camarada de esos que son ávidos con la pluma, no por nada su carrera ha ido de hit en hit, de Friends a 30 Rock.

No, no es cualquier sitcom y sí, el humor es brutal. Para empezar la idea nació en los pasillos de NBC, pero como los ejecutivos tienen fama de retardados, decidieron pasar con el proyecto y fue allí cuando nuestro amado Netflix lo acogió y lo hizo famoso sin los grilletes y censuras impuestas por la tele abierta.

anigif_enhanced-10265-1425921769-15

Lo que le falta en elegancia, lo compensa en ingenio, aunque no está de más decir que los guiños a Mi novio atómico (1999) son inevitables. Ellie Kemper (The Office) interpreta a una niñata recién salida de un bunker donde vivió 15 años secuestrada, junto a cuatro mujeres, por el líder de un culto apocalíptico, un tal Reverendo Richard Wayne Gary Wayne.

Las “Mujeres Topo” de Durnsville, Indiana, son rescatadas muy tarde, pero retomar sus vidas no resulta sencillo y es allí donde la cosa se pone extraordinaria para Kimmy Schmidt cuando decide comenzar de cero en Manhattan, claro, ¿por qué no? Tras ser entrevistadas en The Today Show y salir con bolsas de regalos mientras miembros del staff agradecen al unísono “Thank you, victims, thank you”, Kimmy decide dejar atrás su oscuro pasado y darse una nueva oportunidad.

tumblr_nlqcpdKIwa1rs8e09o1_500

Unbreakable Kimmy Schmidt carece de la sofisticación narrativa de, por ejemplo, Louie, y tampoco posee el grado de exageración surreal de su coetánea, Man Seeking Woman, otro ejemplo de comedia bien lograda. Si el tono es colorido y animoso como cualquier aventura de los Muppets, también cuenta con siniestros subtextos de humor cáustico reminiscentes de Arrested Development, e incluso, por momentos se atreve a ir más lejos que las primeras temporadas de ésta, las referencias a las ocurrencias del clan Bluth son casi obligatorias.

La tragedia se halla presente en forma sonrisas y optimismo, sin duda inspirada en las historias de tantas mujeres secuestradas y abusadas en la clandestinidad de algún sótano oscuro. Con todo y ello la serie evita burlarse de dichas situaciones, como Emily Nussbaum del New Yorker hizo notar, por el contrario, las asimila y expresa, desde su núcleo más profundo, pues la tragedia y la comedia provienen de la misma cloaca. Tras la fachada enérgica y los alegres tumbos desbordantes de ingenuidad, Kimmy vive el trauma de su abducción y vive las consecuencias con hilaridad.

1425912696-9n65uk16bmubk

Muchos espectadores miopes no han logrado entender el rol de los estereotipos raciales en esta serie, como en muchos otros casos.

El humor parte de una parodia de cómo dichos estereotipos son apreciados por la sociedad y su doble moral. Así, en su camino Kimmy consigue un roomie, Titus Andromedon (Tituss Burgess), una jefa, Jacqueline Voorhees (Jane Krakowski) y un pretendiente, Dong Nguyen (Ki Hong Lee). Mientras Titus es un homosexual afroamericano que ama cantar, actuar en Broadway y tantas joterías más; Jacqueline es una esposa trofeo ricachona que reniega de su origen nativo-americano a la par de personificar quizá los peores vicios de la clase alta; y Dong es un inmigrante vietnamita que recuerda a Annyong de Arrested Development, quien además de ser bueno para las matemáticas no habla bien el inglés y trabaja como repartidor. 

kimmy-schmidt-18-hate-crime-form

En un mundo donde incluso las publicaciones de entretenimiento como Deadline se preguntan si ha habido “demasiados” papeles para minorías étnicas y raciales en pantalla durante el último año, la comedia de Fey y Carlock surge como una cachetada a la doble moral norteamericana, no sólo por la diversidad de su elenco, sino por poner a una mujer blanca como la optimista heroína de una historia no tan feliz en la cual también se burlan de los blancos de manera implacable.

A diferencia de otro hit como Jane the Virgin, la cual ha subvertido dichos estereotipos, Unbreakable ha optado por darle un giro y parodiar la realidad misma sin tapujos, aunque le falte un poco de rudeza al hacerlo, ya habrá de pulirse en su siguiente temporada.

tumblr_nky1zpXOM01qc8jh0o1_400

Incluso el tema de entrada hace alusión a dicha idea: “They alive, dammit. It’s a miracle. But females are strong as hell!”. La emoción es incontenible cuando la letra celebra de facto a las mujeres, quienes aguantan a lo largo de sus vidas una cantidad de eventos que un hombre no sufre, de los dolores menstruales, al parto, pasando por los ataques físicos y verbales en nombre de la misoginia y el sexismo.

Unbreakable no es perfecta ni completamente innovadora, el final de temporada se sintió anticlimático y encima de todo, la serie está en deuda con otras tantas como la ya mencionada Arrested Development, The Nanny, Friends (sin la legendaria “Smelly Cat” no existiría la genial “Pinot Noir”) y con otra joya de la NBC, Will & Grace, sería tonto no ver en Jack y Karen el molde esencial para crear a Titus o a Jacqueline. Pese a todo, brilla con luz propia durante trece formidables episodios que van mejorando al sucederse y ello es gracias a Kemper y compañía, incluidos los cameos de Jon Hamm y Kiernan Shiepka de Mad Men.

tumblr_nlr8e5XzBY1sf4ytyo2_r1_500

Kimmy Schmidt ambiciona vivir el momento, experimentar aquellos eventos que se perdió durante quince años y al hacerlo, soltar una ola de referencias al pasado que causan más de una risa. Aun cuando su animo se ve medianamente fraguado por los constantes madrazos que la vida le mete, Kimmy “La inquebrantable” le hace frente, el show sigue la “filosofía” (mas no el tono) de la difunta Joan Rivers y vuelve lo insoportable algo gracioso, chispeante y ágil con punch lines escritas de forma soberbia.

En un espectro donde los casos reales están reservados para los dramas más serios, Unbreakable Kimmy Schmidt es un día primaveral en un mes donde las tormentas eléctricas y las inundaciones abundan, ello sólo nos puede dejar ansiando más: It’s a miracle… dammit!


anigif_enhanced-15265-1425919697-7anigif_enhanced-1685-1425919718-10